Skip to content

¿Qué es el sin fin de un vehículo?

21 Abril, 2019
Seguramente en algún momento has escuchado hablar del sin fin de un vehículo y te has preguntado a que se refiere. Quizás tengas alguna idea pero no sabes con certeza de que se trata esta pieza y te gustaría conocer más acerca de la función que cumple.

Seguramente en algún momento has escuchado hablar del sin fin de un vehículo y te has preguntado a que se refiere. Quizás tengas alguna ideas al momento de aprender a manejar, pero no sabes con certeza de que se trata esta pieza y te gustaría conocer más acerca de la función que cumple.

Se trata de uno de los principales mecanismos de transmisión que se utilizan en todo el mundo y cuyo funcionamiento no se limita solo al mundo automotriz, sino a todo aquello en lo que se requiera de la aplicación de la transmisión de alguna fuerza para generar movimiento.

Seguramente en algún momento has escuchado hablar del sin fin de un vehículo y te has preguntado a que se refiere. Quizás tengas alguna idea pero no sabes con certeza de que se trata esta pieza y te gustaría conocer más acerca de la función que cumple.

Acerca del sin fin de un vehículo

Se trata de un tornillo que se encarga de transmitir movimiento de manera circular en un ángulo de 90°  en un espacio reducido; pues su diseño ha sido estratégicamente creado para poder hacer que cada revolución del mismo se refleje simplemente en un diente de la corona.

Entre sus características destaca el hecho de ser un elemento irreversible, lo que quiere decir que en todo momento el sin fin de un vehículo actúa como un elemento motriz de la corona y nunca en sentido contrario.

Es fácil de reconocer, pues se trata de un pequeño cilindro que posee un roscado helicoidal y el uno de sus extremos tiene filetes en forma de dientes que se fusionan de manera perfecta a la corona dentada. Este mecanismo ha sido empleado con el fin de desarrollar el sistema de dirección de los vehículos.

Cómo funciona el sin fin de un vehículo

El mecanismo de funcionamiento del sin fin de un vehículo resulta ser bastante simple y fácil de comprender; ya que con cada vuelta que da el tornillo del engranaje de la corona avanza un diente; esto quiere decir que para dar una vuelta completa, el tornillo debe girar tantas veces como dientes tenga la pieza.

Se trata de una de las piezas que destaca por tener gran ganancia mecánica; pues funciona como un reductor de velocidad bastante bueno. Además de que ocupa un espacio muy reducido en el auto, con un desempeño óptimo en la función para la cual se le utiliza, que es para la dirección.

Otras aplicaciones

El uso de los tornillos sin fin, no se limita al sistema de dirección de los vehículos; pues su mecanismo resulta ser muy útil en diversos campos, por lo que tiene aplicaciones casi ilimitadas que van desde los motores más avanzados, hasta los objetos cotidianos, que están en los hogares.

Es bastante frecuente encontrarlos como parte de motores pequeños o en cualquier mecanismo que requiera de movimiento; pues su funcionalidad es ideal para ese trabajo, con una ocupación mínima de espacio.

Se le pueden ver como parte de puertas automáticas e incluso en el mundo de la música se encuentran presente en las clavijas de los instrumentos de cuerdas; como las guitarras, siendo los encargados de transmitir el movimiento hacia la tension de las cuerdas.

Los elevadores también se valen de esta pequeña pero importantísima pieza para funcionar de manera correcta, eficaz y eficientemente. Prácticamente cualquier equipo que requiera la transmisión de movimiento se vale de los tornillo sin fin para poder lograr su función.